Museo López Berrón

Museo López Berrón

Entraba al Museo López Berrón

Logotipo Museo López Berrón

Logotipo Museo López Berrón

 

 

 

« 1 de 2 »

El Museo López Berrón se trata de una casa conservada en su distribución y mobiliario de modo genuino, a la que el pintor Eugenio López Berrón (Gotarrendura. Ávila, 1941) ha añadido su larga colección de piezas familiares o adquiridas en buena parte en anticuarios y donaciones específicas de numerosos amigos artistas o del lugar que han querido enriquecer la institución museística.

En el Museo, que cuenta con bodega, amplio patio y pozo, puede verse por ejemplo, una serie de candiles o jaulas de pájaros y ratones de distintos materiales y formas, de modo que se sigue la variedad de formas y la evolución que ha merecido el objeto a lo largo de los años. Algo similar cabe decir de los cedazos, cribas, aguaderas, arados romanos, cabezales de mulas… o radios y tocadiscos en otro espacio superior.

Entre las piezas más singulares destaca un vestido de novia negro bordado de hace cien años, cuando las novias vestían de negro para casarse, donado por la familia De Juan al Museo López Berrón. Junto a él mantelerías y sábanas con grandes bordados de nombres o iniciales de las antiguas propietarias del ajuar. El bazar del comedor conserva vajilla, cristalerías, cajas, tarros y botellas de las décadas del 40, 50 y 60 de pasado siglo. También se presentan juguetes de niño o bicicletas de esas mismas décadas. El Museo es hoy referente y consulta para otros museos etnográficos que han celebrado recientemente en Sevilla un congreso para intercambio de ideas.

En el segundo piso del Museo está dedicado monográficamente a la pintura del artista, especializado en el paisaje urbano al óleo, principalmente de Madrid, Ávila, Barcelona y la cornisa cantábrica. López Berrón tiene cierta preferencia por los días de lluvia ya que eso le permite jugar con la infinita gama de grises y los reflejos que provoca el agua. Como grabador ha llevado a cabos singulares litografías, entre otras, sobre la madrileña Puerta del Sol, las farolas de la Villa y Corte o sobre su pueblo natal Gotarrendura.

El adobe, masa de barro y paja, es el material de construcción tradicional de Gotarrendura y pueblos aledaños, ya que resulta económico al tiempo que gran aislante del frío y el calor. Actualmente se restauran algunas viejas casas del pueblo de Gotarrendura con este material o con tierra prensada –de esta última no se conoce aún el rendimiento- para sostener la apariencia uniformada de los tapiales.